Estas aquí: Allstudies.com » Arquitectura y Construcción » Tratamientos – Pavimentos Antideslizantes

Tratamientos – Pavimentos Antideslizantes

El tratamiento antideslizante es necesario para todos aquellos lugares donde existe riesgo, el tratamiento antideslizante debe ser aplicado a suelos que por causas diferentes como la humedad, agua o simplemente por pavimentos o suelos excesivamente lisos no son adecuados para trafico normal.
Para considerarse una superficie como antideslizante se requiere que sea capaz de neutralizar el deslizamiento. Las técnicas comúnmente utilizados para conseguir la característica antideslizante, son variadas, desde los que vienen al ser realizados con gran rugosidad, hasta los que se les incorpora películas de cuarzo o granulados metálicos, entre otros, que ofrecen una gran aspereza al tacto, problemas de limpieza y acumulación de bacterias en general antihigiénicos para ciertos usos.
Dentro de los procedimientos mas comunes a realizar posterior a la instalación del suelo están dos procedimientos, el físico y el químico . El físico consiste en que mediante la abrasión mecánica, se consigue la textura necesaria, pero este tipo de tratamiento aunque eficaz en cuanto a antideslizante deteriora la superficie tratada.
Los Tratamientos químicos requieren la aplicación de productos generalmente patentados, que por medio de diferentes procedimientos consiguen el tratamiento antideslizante, aunque todos obtienen el fin para el cual son aplicados algunos como la lixiviación, tiende a conseguir unas concavidades de gran tamaño y formas muy irregulares, presentando aspecto quizás poco estético, aunque no necesariamente.
En ocasiones no se esta dispuesto a sacrificar el brillo en post de una mayor seguridad de quien camina, eligiendo los pavimentos y acabados por su brillo como en el caso de los mármoles y el granito.
El brillo obtenido al pulir o por la incorporación de esmaltes, conlleva en todos los casos el riesgo del resbalamiento al acelerar el paso, si se tienen zapatos de suela demasiado lisas o bien si en la superficie se deposita humedad, agua o derramamiento de cualquier otro líquido.
En la actualidad existen alternativas, que mediante la aplicación de productos químicos, logran conseguir una superficie antideslizante, sin sacrificar el brillo, o la facilidad de limpieza que ofrecen los acabados lisos, además de mantener su belleza decorativa, este tipo de tratamientos actúan teniendo como premisa que todas las superficies minerales son porosas por naturaleza, al aplicar el producto, los poros naturales absorben el producto, realizándose cambios en la estructura a nivel microscópico obteniendo una superficie antideslizante permanente.
Zonas de aplicación: Cocinas, Balnearios, Bares, Bodegas, Recibidores/entradas, Rampas, Caminos, Calles, Terrazas, Piscinas, Cuartos fríos, Baños, duchas, Lavanderías, Saunas, Spas. Etc.
Tipos de establecimientos: Aeropuertos, Restaurantes, Hospitales, Hoteles, Fábricas, Salones de juego, Estaciones de autobuses y trenes, Parques de diversión, Lavanderías, Gimnasios, Instituciones educativas Atracciones turísticas, Centros comerciales, Tiendas, Centros deportivos, Edificios públicos, Viviendas. etc
Los tratamientos químicos antideslizantes generalmente se pueden aplicar sobre casi todos los pavimentos existentes, tales como cerámica, azulejo, porcelanato, mosaico, hormigón, gres, mármol, granito, ladrillo, terrazo, entre otros.
Los Arquitectos, propietarios, constructores y responsables de las obras, deben tener en cuenta, que por normativa los pavimentos deben cumplir determinado índice de resistencia al deslizamiento resbalamiento para que sean aptos para uso sin ofrecer riesgos a los usuarios por lo tanto si el material elegido no es antideslizante, deberá someterse a un tratamiento antideslizante.

Relacionados con Tratamientos – Pavimentos Antideslizantes